Hace poco vi un vídeo en Ted que se está poniendo de moda. Es de Emilie Wapnick y nos explica que algunos de nosotros no tenemos una vocación en la vida y que no por ello tenemos que ser desgraciados. Hasta hace poco toda la tendencia iba a que encuentres tu pasión y así serás feliz. Libros como El elemento de Ken Robinson así lo aclamaban. Y ahora Emilie Wapnick nos dice que no tiene por qué ser así y entonces los que no tenemos una vocación respiramos aliviados pensando, ¡anda! ¿yo también puedo ser feliz entonces? Es como si alguien tuviera que darnos permiso para poder ir “contra-corriente”. O como si alguien nos tuviera que enseñar otro camino posible y aceptable para que lo podamos adoptar como nuestro. Y entonces yo pienso… ¿por qué buscamos siempre fuera? ¿por qué nos tienen que dar permiso para poder vivir de una cierta manera?

En una sociedad con tanta información sobre absolutamente todo de forma tan inmediata la tendencia a mirar fuera es cada vez mayor. La web está llena de consejos sobre como ser felices, como vivir nuestra vida, como ser una buena esposa o marido, como comer de manera sana, como hacer bien ejercicio… Un millar de voces que nos zarandean en todas direcciones, sin rumbo. Incluso la “simple” acción de comprar un libro o reservar en un hotel estará llena de comentarios positivos y negativos que nos harán dudar mil veces antes de decidirnos.

Por eso cada vez más estoy intentando aplicar la máxima de mirar dentro de mi en vez de fuera de mi. Creo que dentro de nosotros mismos tenemos más respuestas de las que creemos pero no sabemos como escucharnos. Nadie nos ha enseñado y no es algo que se promueva abiertamente.

Para mi escucharse es observarse. Esto significa tomar consciencia. ¿Sobre qué temas hablas con pasión? Eso te enseñará qué te importa en la vida. ¿Dónde la energía fluye con facilidad? Eso te enseñará qué actividades van contigo. ¿Cuándo te emocionas? Eso te enseñará qué toca tu corazón. ¿Cuándo te lo pasas en grande? Eso te enseñará actividades que te dan vida. ¿Con qué persona se te pasa el tiempo volando? Eso te enseñará cuales son las buenas compañías. Y lo mismo a la inversa. ¿Qué te chupa la energía? Eso te enseñará actividades que van en contra de tu ser…

No es algo complicado pero no estamos acostumbrados a hacerlo. Cuando te sientas emocionado con algo, cuando te encuentres hablando con pasión, cuando estés pasando un momento increíble… párate un segundo y toma consciencia de lo que hay detrás de ese momento, qué es lo que te hace vibrar. De esta manera podrás elegir en la vida el camino que más se adecue a tu forma de ser. De esta manera podrás vivir desde dentro, buscando las respuestas en ti.

Y no digo que no busques inspiración aquí o allá de vez en cuando, pero de manera consciente y validando SIEMPRE que sea algo que te convenga a ti según como eres tú.

Y me doy cuenta de que este es un consejo más, dentro de la marabunta de internet… pero a partir de aquí te animo a que los consejos y las respuestas las encuentres dentro de ti, es el mejor sitio donde mirar ;).