Descubre tu fuerza y paz interior.

Este acompañamiento es para ti si te encuentras perdida, confundida, entumecida, con un vacío interior.

Si llevas buscando mucho tiempo sin implicarte en nada, si lees artículos sobre crecimiento personal pero no sabes como aplicarlos. Si intuyes que la vida se puede vivir mejor pero no sabes por donde empezar. Si estás perdida ante tanta oferta que existe por todos lados.

Te ofrezco un acompañamiento intensivo que funciona. Seré tu compañera de viaje en tu crecimiento personal.

Trabajaremos distintos ámbitos:

  • Redescubrirás tu fuerza interior. Tienes una gran fuerza que está esperando ser rescatada. Te ayudaré a que la vuelvas a sentir.
  • Reconstruiremos tu esencia. Te conocerás bien y sabrás quién eres y qué quieres que haya en tu vida.
  • Mente sana. Incorporarás hábitos que te beneficiarán y te darán paz dejando hábitos mentales dañinos.
  • Acompañamiento. Apoyo constante para superar mejor los baches.

Con este acompañamiento tendrás todo lo necesario para poder avanzar con paso firme y de una forma eficaz.

Seré tu coach y compañera y estaré ahí para las dificultades que puedas pasar durante el proceso.

Como resultado sentirás más paz interior, crecerás como persona y mejorará tu bienestar. También te conocerás mejor y tendrás fuerza para saber lo que quieres en tu vida e ir a por ello.

He acompañado a distintas mujeres a resurgir y volver a brillar, incluidas mujeres que han pasado por violencia de género. Confío en la eficacia de este acompañamiento y en la fuerza que se que tienes para salir adelante. Se que puedes vivir la vida maravillosa que te mereces vivir.

Soy una chica de 29 años. Y me describo como alguien que siempre ha dado tumbos. Con mucha inseguridad, falta de autoestima y sin tener claro quien era yo. Siempre me rondaba la misma pregunta por la cabeza. ¿A que he venido yo al mundo? No era capaz de identificar qué quería hacer con mi vida. Y recuerdo estar siempre triste y enfadada.

Durante años he buscado ayuda de todo tipo, psicólogos, terapeutas, incluso aposté fuerte por un psicoanalista. Pero no sentía que la cosa avanzaba nunca. Tocaban demasiado mi pasado, y eso me removía por dentro. Se supone que era necesario soltarlo, pero nunca le encontré el sentido a eso, a llegar a una consulta y hablar de años atrás pero no tocar el presente de como me siento ahora y de lo que quiero hacer con mi vida mañana. Hasta que conocí a Minerva.

Recuerdo que fui con miedo y con mis películas mentales, adelantándome al futuro pensando que no me caería bien o que no habría conexión, que no podría ayudarme porque ni yo misma era capaz…

En la primera sesión ya sentí conexión. Y me encantó su frase de que estaríamos al 200%. Yo debía poner el 100% y ella por su lado igual. Por primera vez no me sentí sola. Me ayudó mucho a reflexionar. Si alguien estaba dispuesto hacer un esfuerzo por mi ¿por qué razón no iba hacerlo yo por mi misma?

Para mi sorpresa el tipo de terapia era tal cual lo que yo pedía, poder describir como me sentía en el ahora y que me ayudasen a tener claro qué quería hacer el día de mañana.

Minerva es totalmente humana. Te trata con una igualdad que para gente como yo, que siempre me he puesto por debajo de los demás, sorprende. Es muy directa y a veces parece fría. Pero eso me ayudó muchísimo a romper con mi victimismo.

Cuando algo en la vida nos duele nos recreamos demasiado y es fácil despertar pena en los demás y eso engancha y más cuando estas necesitado de amor, y de necesitar algo a depender de ello hay solo un paso. La terapia con Minerva me ha ayudado a no depender de ella ni de nadie. A darme cuenta de que no es necesario que estén por ti 24h ni tu por los demás. Que lo que yo pensaba que era egoísmo (mirar por mi antes que por los demás) se llama amor propio. Y parece fácil saber decir no pero en mi caso me creaba hasta ansiedad.

Podría destacar varias cosas de Minerva pero creo que lo resumo todo con una frase: Minerva me ha cambiado la vida. Me dio luz en mi camino, muchísima fuerza y creyó en mi.

Lo más curioso de todo esto es que simplemente me acompañó. Yo sola he llegado hasta donde estoy, con mis medallas de cada ejercicio incluidas. Pero se que sin sus ejercicios, sus charlas, su intuición y su fuerza no hubiese sido capaz.

Yo soy un tipo de persona que todavía estoy aprendiendo a no juzgar ni tener prejuicios así es que acabo mirando con lupa a los demás y después de observar a Minerva, siento que es una persona para admirar.

Me gustaría llegar a sentir ese estado positivo que siempre tiene y esa paz interior que transmite. Se que estoy en el camino. Empecé con la mente a mil por hora, con demasiada tristeza e ira. Y miro atrás y no me creo que aquella fuera yo y que ahora tenga tantísimo crecimiento personal.

Animo a todo el mundo que desee un cambio en su vida, del tipo que sea, que busque ayuda. Lo puedes tomar como una simple charla con Minerva un día por probar y te aseguro que si de verdad quieres el cambio llega.

Gracias a Minerva no tiré la toalla y hoy miro a la vida con otros prismáticos. Le estaré enormemente agradecida siempre.

Empty section. Edit page to add content here.

Sólo trabajo con 5 mujeres a la vez debido a la gran implicación que requiere. Si estás interesada podemos tener un primer encuentro presencial o por Skype, y te informo de más.

La primera semana es gratuita, para que las dos veamos si nos va bien trabajar juntas.

Se que puedes vivir con paz y tranquilidad interior, está dentro de ti. Anímate a probar tu semana gratuita.