¿Te sientes culpable a menudo? Culpable por no llegar a todo, por no ser la madre perfecta, por ser muy femenina, o poco femenina, por tus cambios de humor, por tus canas, por tus arrugas, por ser muy ambiciosa, o por no serlo lo suficiente, por acostarte con muchos hombres…

¿Te sientes víctima?

¿Te sientes empoderada?

Creo que la mujer está haciendo un camino desde la culpa a la víctima y al empoderamiento.

Yo apoyo nuestro papel de víctima ya que me parece esclarecedor y liberador. De hecho creo que gracias a empezar a vernos como víctimas podemos llegar a cambiar las cosas dentro y fuera de nosotras.

Te explico más en este vídeo: