No existo para el deleite del hombre

Llevo unos días con esta frase en la cabeza. Creo que me llegó después de ver la película DiDi Hollywood el otro día. Película de Bigas Luna y protagonizada por Elsa Pataky.

La película no me pareció nada especial pero en lo que se basa es que esto es un mundo de hombres y que si quieres conseguir algo primero tienes que deleitarles con tu físico y si puede ser también con sexo. Solo así te dejarán un hueco. Puede que en el mundo de Hollywood esto sea más acentuado que en otras industrias pero cuando empiezas a mirar el mundo desde la perspectiva de que la mujer está principalmente para el deleite del hombre abres los ojos a muchas realidades desagradables…

Porque en todos los lados se muestra que la mujer está para el deleite del hombre y como tal su belleza es su mayor valor. Las ramificaciones son numerosas… Aumento de las cirugías porque las tetas “normales” no son lo suficientemente perfectas para el hombre. Gastos en cremas, maquillaje, peluquería, tintes…, porque nuestra piel y pelo normal y el paso de los años no se adecua al ideal de juventud que busca el hombre. Que te sientas observada y que te digan cosas por la calle porque las mujeres estamos para que yo, como hombre, evalúe tu físico. Los periódicos deportivos y que las mujeres sean comentadas por su culo en vez de por sus actitudes deportivas porque como hombre lo que me interesa es tu culo, no tus logros. ¿Y que supone esto en el tema sexual? ¿Qué hacemos las mujeres para el deleite de los hombres? ¿Cuántas veces tenemos sexo más por su deleite que por el nuestro?

La punta del iceberg son las strippers y prostitutas, cuyo propósito principal es ese deleite masculino. ¿Por qué aceptamos estas profesiones? ¿Cómo puede ser que la mayoría de la sociedad no las vea abominables? Yo creo que es porque una sociedad con visión patriarcal las defiende y las normaliza.

Pero además de lo que se ve más claramente en el exterior lo que me está revelando esa frase son creencias mías que me están asustando. ¿Hasta que punto me juzgo a mi misma según “el deleite de un hombre”? Mi miedo a envejecer y a las arrugas ¿de donde viene? De querer ser perfecta, ¿para quien? ¿según qué cánones? Cuando hago ejercicio para que no se caigan las carnes ¿por qué lo hago? ¿cuál es el motivo real?

Cuando miro a las atletas en las olimpiadas de Rio y pienso “Vaya cuerpo más masculino, ¿a quién van a atraer con ese cuerpo?” me sobresalto por mi pensamiento machista y me repito “¡Las mujeres no existimos para el deleite de los hombres!”.

También se me vino a la mente un pensamiento que tuve hace unos años, un tío me entró en una discoteca y, aunque al principio me molestó, después pensé “suerte que con tu edad todavía te entren, ¿hasta cuando durará?” ¡Pensamiento machista donde los haya! Aplicando “¡No existo para el deleite de los hombres!” Que me mire un hombre o no, no debe bajar o subir mi valor como persona, ¡como mujer! Tengo valor en mi misma y no a través de los ojos de los hombres.

Hoy, por lo menos me estoy dando cuenta de esas creencias, hace poco quizás no era tan obvio para mi… Un paso más hacia mirar el mundo y a mi misma con las gafas violetas y liberadoras del feminismo.

¿Cuántas inseguridades y creencias limitantes crea esta realidad en nosotras? Todavía estoy descubriendo toda su profundidad…

Una amiga me decía, bien, pero pon la frase en positivo mejor. Reconozco que la frase lleva algo de enfado por darme cuenta de unas cadenas que he estado llevando, que sigo llevando ¡qué todas llevamos! Me quedaré unos días con ella porque me apetece ese cabreo pero la cambiaré más adelante por “Las mujeres tenemos valor por nosotras mismas, independientemente de la valoración de ningún hombre”. Pero eso en unos días, quiero seguir cabreada un poquito más…